Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


«Dos veces, y por mi culpa, estuve cerca de perderla. La conocí en el
Louvre, ante la Venus de Milo, una mañana del otoño de 1938. Al mismo
tiempo que ella rondaba la escultura, yo la rondaba a ella».
Hay que decirlo desde el primer momento: este libro es excepcional.
Fue escrito en estado de gracia y desgracia a la vez. Desde el momento
en que supieron que Else, la mujer del autor y narrador, iba a morir
pronto, comenzó de verdad, para ella y para su marido, un nuevo y
extraño periodo de felicidad. Fue la cima de su amor, el momento en el
que se amaron mejor y en el que revivieron todo lo que su encuentro
les había aportado a lo largo de la vida.
Gracias a esta narración -que obtuvo un gran éxito de crítica y
público en Francia- descubrimos, además, la excepcional personalidad
de Else Bernard. Tuvo que huir de su país, Austria, para escapar del
Holocausto, y se instaló en París durante algún tiempo. Tenía previsto
partir hacia América, pero un día se encontró en el Museo del Louvre
con aquel a quien no abandonaría ya. Comenzó así la historia, hoy
mítica, que albergan estas páginas de Marc Bernard: su calidad humana
y su eco son consecuencia de la gravedad de la temática, pero también,
y sobre todo, del tono -a la vez apasionado y reflexivo, sugerente y
preciso- con el que evoca la figura de su memorable esposa.