Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Este libro forma parte de una trilogía, junto con "El lugar del
espectador" y "El realismo de Courbet", que analiza cierta
problemática en la evolución de la pintura francesa entre los
comienzos de la reacción al Rococó, en la década de 1750, y el
advenimiento del Impresionismo en 1870-80. Las décadas de 1860 y 1870
en Francia también fueron el momento y el lugar en que apareció la
pintura moderna (los lienzos de Manet de la primera mitad de 1860-70
son esenciales) y, de hecho, me fijé inicialmente en el período
comprendido entre "Père de famille" de Greuze y el "Déjeneur sur
l'herbe" de Manet porque, además del intenso magnetismo de las obras
en cuestión, pensé que la historia del arte (de la cual no me excluyo)
tan solo poseía por entonces una comprensión muy rudimentaria de lo
que podríamos denominar la prehistoria de la modernidad. En esta
trilogía he intentado realizar un análisis de esta prehistoria, entre
otras muchas cosas, revelando una dinámica esencial en el núcleo de su
estructura que hasta ahora resultaba insospechada.

Otros libros del autor