Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


¿Se puede detener el deterioro del planeta si cada persona,
individualmente, procura reciclar en su casa la basura que genera,
trata de gastar menos agua, utiliza un coche híbrido o cumple alguna
de las muchas consignas que desde los ámbitos de poder se difunden
constantemente cada día? Ante esta sobreabundancia de «soluciones
mágicas» Sergio Federovisky dice que el problema no surge porque cada
individuo tenga una conciencia medioambiental escasa, sino como
consecuencia de un sistema capitalista que fomenta y empuja a un
consumo irresponsable y suntuario. Y, aunque es bueno ser conscientes
y, en la medida de lo posible, reducir lo superfluo en nuestros
comportamientos, debemos tener en cuenta que no es posible salvar el
planeta mientras persista este sistema. Y, con ironía y un ácido
sentido del humor, desenmascara los «mitos verdes», que esconden
mentiras, falsas verdades, lugares comunes o simplemente frases de
buena voluntad que ocultan los motivos reales de la falta de solución
a los problemas ambientales.