Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El cerebro se ha convertido en el centro de explicación de los asuntos
humanos. De pronto, es como si todo dependiera del cerebro y no
fuéramos más que un montón de neuronas. La neurociencia ha llegado a
ser la ciencia reina, con la complicidad de las ciencias sociales, de
las humanidades y de la filosofía. La cultura popular ha asumido el
cerebro-centrismo como lo más natural. La divulgación neurocientífica,
ya todo un género literario, no hace sino alimentar esta tendencia.
Pero, ¿los métodos y hallazgos en el estudio del cerebro, obligan a
pensar de esta manera? ¿El mayor conocimiento que se tiene hoy del
cerebro, se corresponde con un mayor y mejor conocimiento de asuntos,
valga por caso, como los trastornos psicológicos, el yo, la libertad,
el amor, la ética, la justicia, la economía, etc.? ¿No será, después
de todo, el cerebro-centrismo una moda, un mito y una ideología?