Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Atapuerca ha pasado de ser un nombre casi desconocido a adquirir una
resonancia triunfal: las excavaciones desarrolladas en esa sierra
burgalesa pueden presumir de haber encontrado la mayor acumulación
mundial de fósiles de homínidos, y entre sus logros más relevantes se
cuentan el más antiguo, el primer acto de canibalismo o el primer
regalo fúnebre del que hay noticia. Los responsables científicos del
proyecto han levantado alrededor del yacimiento una industria de
popularización del conocimiento que incluye decenas de libros de
divulgación, documentales televisivos, exposiciones itinerantes, un
parque arqueológico y su propio Museo de la Evolución Humana en
Burgos, todo ello flanqueado por una constante presencia, muy bien
calculada y pautada, en los medios de comunicación españoles. En la
esfera pública, Atapuerca fue etiquetado desde el principio como un
proyecto muy y se convirtió en paradigma desde el que demoler las
viejas acusaciones sobre el atraso de la ciencia nacional. Ese
contexto, y no solo la antigüedad e importancia de los fósiles,
explica que la Sima de los Huesos se haya convertido en el nuevo
origen de la historia de España. El caso de Atapuerca, así, constituye
un ejemplo único y fascinante del uso que se puede conferir a la
popularización de la ciencia. El presente libro, con un conocimiento
muy detallado de la historia de las excavaciones y de su relevancia
científica, un riguroso planteamiento de fondo y una amenidad
narrativa fuera de lo común, nos cuenta la forja de esta nueva y nos
ayuda a comprender los mecanismos que mueven al saber científico -y a
algunos de sus integrantes- en pos de un reconocimiento generalizado.