Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En los últimos años, la figura de Miguel Jacinto Meléndez ha ido
cobrando un reconocimiento cada vez mayor dentro del panorama de la
pintura madrileña del primer tercio del siglo XVIII, un periodo de
transición entre el Siglo de Oro y la creación de la Academia de
Bellas Artes de San Fernando, más complejo, rico y novedoso de lo que
se pensaba. En sus cuadros hay una curiosa fusión de tradición y
modernidad, de fidelidad a las enseñanzas de la pintura barroca
madrileña, sobre todo en la de temática religiosa, junto a una clara
influencia en el retrato de los gustos imperantes en la Corte de
Felipe V. Su obra es un buen ejemplo de la pervivencia de la tradición
seiscentista hasta bien entrado el siglo XVIII, pero ya abierta al
incipiente Rococó.