Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Mediador entre la "mente que crea y las manos que construyen ",
Freder, único y amado hijo del Señor de Metrópolis, es el "corazón"
que siente y sufre por los habitantes de la tecnológica Babel del
futuro que viven al servicio de las máquinas. Rechazando la violencia
de una revolución social, Freder, con la ayuda de María, "Virgen" y
"Madre ", ofrece a una humanidad aniquilada por el trabajo y la fatiga
la posibilidad de una rescate que les permita volver a la originaria
armonía entre el hombre y la naturaleza y entre el individuo y la
sociedad.
Publicada en 1926, Metrópolis, la novela de Thea von Harbou, guionista
de algunas de las películas más importantes del cine alemán de los
años veinte y treinta, nace como una adaptación del guión que la
propia autora había preparado para la homónima película de Fritz Lang.
Incluso en su natural proximidad con el tema original y la obra
maestra del director vienés, la novela de von Harbou se presenta, sin
embargo, como un obra autónoma, caracterizada por una escritura
visionaria, vibrante y a menudo fabulística que logra captar los
aspectos más devastadores de la moderna sociedad industrial.
Thea von Harbou nace el 27 de diciembre de 1888 en Baviera, en el seno
de una familia noble germano-danesa venida a menos. Después de
dedicarse a la carrera de actriz, decide finalmente entregarse a la
literatura convirtiéndose, al final de la Primera Guerra Mundial, en
una autora muy popular.
En los años veinte comenza su intensa actividad cinematográfica,
colabora con los más importantes directores alemanes de la época como
Murnau, Dreyer o von Gerlach. En 1922 se casa con Fritz Lang con el
que firma, entre otros, los guiones de Metropolis (1926), M, el
vampiro de Düsseldorf (1931) y El testamento del Dr. Mabuse (1933). En
1932 se afilia al Partido nacionalsocialista convirtiéndose en una de
las figuras más representativas de la industria cinematográfica del
Tercer Reich. Muere en Berlín en 1954.