Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Las «Memorias de ultratumba» escritas a lo largo de treinta años
abarcan casi un siglo de la historia de Francia. En ellas cabe ver los
acontecimientos ocurridos bajo las luces declinantes del antiguo
régimen en un castillo de Bretaña todavía feudal, hasta los sucesos
que se inician al alba de la era democrática y contemporánea. Las
«Memorias de ultratumba» son, sin duda, el poema épico de la
modernidad, que va del hundimiento de un mundo al que su héroe
pertenece por nacimiento («nací noble... y he aprovechado el azar de
mi cuna, he conservado ese firme amor por la libertad que pertenece
principalmente a la aristocracia, cuya última hora ha sonado»), al
nacimiento de otro que le corresponde por su pensamiento y
convicciones («demócrata por naturaleza, aristócrata por las
costumbres»), alguien cuyos actos pertenecen a la ciudad antigua y los
pensamientos a la nueva («los primeros proceden de mi deber; los
segundos de mi naturaleza»).
«Me he encontrado entre dos siglos, como la confluencia de dos ríos;
me he sumergido en aguas turbulentas, alejándome con pena de la
antigua orilla en la que nací, nadando con esperanza hacia una orilla
desconocida». Ese lugar social y temporal constituido por la
confluencia de dos ríos y localizado entre la pena y la esperanza,
desde el que se mira una y otra orilla, es propiamente el de
Chateaubriand. Y es también el de su escritura considerada
formalmente, tanto porque crea la modernidad romántica francesa,
cuanto porque además supera ese mismo movimiento. Baudelaire y Marcel
Proust beberán de lleno en él. Punto influyente y equidistante de
ambas orillas, que permite continuos paralelismos y simetrías. Lugar
inestable circunscrito a una no demarcación histórica y expresiva.