Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


¿Os podéis imaginar un mundo sin radio, o sin televisión, o sin
teléfonos móviles, o incluso sin internet inalámbrica? Se ha recorrido
un largo camino en el mundo de las telecomunicaciones, desde que a
finales del siglo XIX se descubrieron las ondas electromagnéticas.
Todo empezó en 1886, cuando Heinrich Hertz realizó una serie de
experimentos en que, gracias a aquellas, consiguió transmitir señales
desde un emisor a un receptor. Quedaba así demostrada la existencia de
un fenómeno predicho veinticinco años atrás por un profesor escocés
mientras enseñaba en el King's College de Londres. Este había ideado
un modelo para explicar todos los fenómenos electromagnéticos
conocidos hasta entonces, del que se desprendía la existencia de
dichas ondas. Por desgracia, falleció prematuramente y no pudo ver el
éxito de su predicción. Su nombre era James Clerk Maxwell.