Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Desde los griegos hasta nosotros, la civilización egipcia ha ejercido
una fascinación permanente. De Tales se cuenta que viajó por Egipto y
que de allí trajo las reglas para calcular superficies. También
Pitágoras, dicen, fue a conocer el país del Nilo, y tuvo ocasión de
tratar a sus sacerdotes y sus escribas. El matemático Eudoxo de Cnido
pasó una temporada en Menfis y pudo aprender la matemática de los
faraones. Platón dedicó algunos años de su vida a viajar, y en su
periplo no pudo faltar el valle del Nilo, donde se puso al corriente
de la astronomía egipcia. En varios de sus escritos dejó ver su
simpatía por Egipto y sus creaciones culturales. Este aprecio fue
contagiado a su discípulo Aristóteles, quien reconoce que los egipcios
son los primeros descubridores en matemáticas y que a ellos se deben
muchos de los conocimientos astronómicos de la humanidad. Dar una
somera idea de la cultura egipcia y su matemática, tan celebrada por
los griegos, es el objeto de este libro.

Otros libros del autor