Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro
  • MARX ESENCIAL
    LOS FILOSOFOS SE HAN LIMITADO A INTERPRETAR EL MUNDO DE DIVERSAS

  • GARCIA NOVAL, CONSTANTINO
  • MONTESINOS
  • 2014
  • 01 ed.
  • Colección: ESENCIAL

  • ISBN: 978-84-941832-2-5
  • EAN: 9788494183225

  • 194 páginas
  • RUSTICA

  • TEMA: SOCIOLOGIA


  • No disponible.
    Consultar disponibilidad

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Marx es, sin lugar a dudas, un pensador contemporáneo "esencial". Su
Manifiesto comunista es, tras la Biblia, el libro más vendido en toda
la Historia y posiblemente uno de los más influyentes entre los
hombres y mujeres de todos los tiempos. Inmersos hoy en una crisis que
trasciende lo meramente económico, pero que tiene en ello su raíz y
fundamento, la lectura del pensador alemán de Tréveris es más urgente
y necesaria que nunca. Conviene, a los jóvenes y no tan jóvenes,
releer al filósofo que lleva a cabo la crítica más aguda y profunda
del sistema capitalista y de las ideologías que lo sustentan. Conviene
releer de nuevo el Manifiesto, hoy que los trabajadores no están
precisamente unidos y que en muchas ocasiones los sindicatos han
desfallecido en lo que debería ser su labor principal, esto es, la
defensa de los intereses de los trabajadores. Conviene releer las
Tesis sobre Feuerbach, para darse cuenta de que una Filosofía
auténtica es transformadora de la realidad o no es nada, solo papel
mojado y letra muerta. Conviene releer hoy, quizá más que nunca, los
Manuscritos de Economía y Filosofía, revisitar las páginas en las que
Marx reinterpreta e invierte la lectura hegeliana de la realidad
(aquello de que "todo lo real es racional y todo lo racional es
real"), las páginas inolvidables sobre la dialéctica del amo y el
esclavo y pensar, así, en las nuevas esclavitudes del occidente
neoliberal y en las crisis de la razón ilustrada y de las distintas
razones ("vital", "íntegra", "sentiente", "histórica"...). Conviene
pararse a reflexionar muy detenidamente acerca de la conciencia
alienada, pero nunca en abstracto: quizá mejor, entonces, conviene que
me detenga a pensar en aquello que me aliena a mí: la alienación
económica y las otras alienaciones que son consecuencia (¿y quizá
también causa, en un proceso de retroalimentación permanente?) de
aquella. Y para ello sigue sin haber mejor maestro que Marx. Conviene,
en fin, volver a uno de esos escasos pensadores capaces de sacudirnos
de la modorra intelectual y del sueño de una Razón que ya ha
producido demasiados monstruos.