Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


«Durante mucho tiempo, me acosté temprano» es posiblemente el más
célebre incipit de la literatura francesa, las primeras palabras de
una obra magistral cuyo autor no dudaría en comparar con la
construcción de una catedral: En busca del tiempo perdido, la obra de
un hombre, Marcel Proust, el hombre de una obra. Jamás ningún escritor
había llevado la introspección ni la elaboración de la memoria tan
lejos, ni gozado de un aura casi mística para diversas generaciones de
lectores de todo el mundo gracias a la prodigiosa búsqueda que
inaugura el sabor de una pequeña magdalena.
Obra en clave, reputada de hermética ―la famosa frase
proustiana― y sin embargo desbordante de imaginación, En busca
del tiempo perdido nos invita a penetrar en los misterios del autor, a
descubrir sus secretos. A menudo se ha descrito a Proust como un ser
febril, extremadamente tímido, recluido en una habitación forrada de
corcho... Pero, entre los fantasmas y las experiencias vividas, ¿quién
era realmente Marcel Proust? ¿Acaso el célebre Cuestionario al que
respondió el autor y que lleva su nombre puede responder a esta
pregunta?
Este libro, que incluye numerosos documentos procedentes de la
colección familiar, de archivos franceses, de los cajones de la
célebre casa de la tía Léonie en Illiers-Combray, y también de la
correspondencia, de manuscritos raros o inéditos, de recuerdos
hallados en los lugares que Proust frecuentó y amó, reúne por primera
vez estos tesoros con la voluntad de celebrar una vida y una época que
son hoy eternas gracias a la magia de un estilo inimita