Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La trayectoria de Monseñor Marcel Lefebvre (1905-1991) se inicia como
una hermosa línea ascendente. El Papa Pío XII nombra a este sacerdote
misionero de cuarenta y dos años, Obispo de Senegal y, un año después,
delegado apostólico de la Santa Sede en Africa francófona (el
equivalente de un nuncio). En 1962 es elegido Superior de la
congregación del Espíritu Santo, que cuenta con más de cinco mil
miembros. El Papa Juan XXIII lo nombra Asistente al solio pontificio y
miembro de la Comisión central preconciliar.

Sin embargo, en octubre de 1968, se ve obligado a presentar su
dimisión a sus funciones de Superior General y, el 1º de noviembre de
1970, funda en Econe (Suiza) la Hermandad Sacerdotal San Pío X, que
con el tiempo lo va convirtiendo en una celebridad mundial a causa de
su fidelidad a la "Misa en latín", su oposición a ciertas innovaciones
del Concilio Vaticano II (1962-1965) y sus altercados con el Papa
Pablo VI.