Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Mar de afuera presenta los últimos trabajos del fotógrafo Manuel
Vilariño (A Coruña, 1952), Premio Nacional de Fotografía 2007.
Centradas en una exploración obsesiva del mundo natural (aves,
reptiles) y del paisaje sobrio y despojado del norte (desde las playas
y montañas nubladas del Atlántico a los bloques de hielo y los lagos
volcánicos de Islandia), las imágenes de Mar de afuera son testimonio
de esa linde misteriosa donde las cosas parecen esfumarse y a la vez
cobrar nueva vida, como si el encontrarse al borde mismo de su
oscurecimiento les infundiera aliento, una luz más intensa.





Vilariño, a quien el poeta Antonio Gamoneda define justamente en estas
páginas como pastor / de soledad, retoma la tradición paisajística
del romanticismo anglo-germánico ?de Turner a Friedrich pasando por
Blechen? y la actualiza con ojos adiestrados en la abstracción y el
gusto por texturas, superficies y manchas de color. El resultado es un
mundo de soledad y silencio, un espacio de inminencias que responde
al sueño activo de la imaginación y permite encauzar un afán
trascendente que es también un deseo de dar presencia a la materia, de
hacerla presente entre nosotros. Como afirma el crítico Alberto Ruiz
de Samaniego, en Mar de afuera hay una luminosidad tranquila,
interior[?] En los paisajes que presenta el fotógrafo gallego ?una
playa, una montaña de lava negra aterciopelada en el norte de Europa,
las rocas heladas y los icebergs del polo?, la naturaleza ?mar y
cielo, al cabo? se nos abre [?], como si la mirada guardase el temblor
de una mariposa en vuelo. Una apertura ?cabe concluir? que a la vez
nos acerca y nos aleja de la naturaleza, convertida de nuevo por la
cámara en motivo de contemplación, envuelta en una luz que sólo existe
o es posible en el dominio de estas imágenes pero que, sin embargo,
una vez vista, parece ser la suya desde siempre.