Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La primera edición del manual que tiene en sus manos fue publicada en
el año 1992, como continuación de la obra Manual del Bombero. Técnicas
de actuación en siniestros.
Ambos volúmenes han sido éxito de ventas en el ámbito profesional de
las escuelas y cuerpos de bomberos y servicios de protección, de tal
forma que aun transcurrido el tiempo desde que se agotaron sus
ejemplares, hemos venido recibiendo consultas y solicitudes
interesadas en conseguir alguno de estos magníficos títulos.
Ello nos llevó a planteamos el cubrir esta demanda, procediendo a
actualizar y poner al día este Manual de Seguridad del bombero. No ha
sido tarea fácil, al igual que no lo fue la preparación de la primera
edición, pero como en aquella ocasión, el resultado de los esfuerzos
de su autor, Luis Guadaño Tajuelo, se ve reflejado en esta excelente
obra.
La actualización se ha propuesto incorporar el progreso de la técnica
en aquellos aspectos en que el paso del tiempo y el avance vertiginoso
de la tecnología han permitido el desarrollo de nuevos equipos de
protección con características que mejoraban a sus antecesores.
No obstante lo anterior, y como subyace gráficamente en la portada de
este libro, obra como el resto de ilustraciones de Jesús Turel
Cardona, el concepto fundamental a recordar es que el ser humano es el
principal agente de su propia seguridad. De nada sirve el equipo de
protección más avanzado si el entrenamiento, la formación, el
conocimiento, los procedimientos, o la actitud en la intervención no
están a la altura de las circunstancias.
Como bien señala el autor en el epílogo, es el hombre seguro el que
debe regir toda actuación, conocedor de sus propias limitaciones, y
con plenas facultades físicas y mentales.
No es este un mal enfoque, dado que a veces, las ayudas externas nos
hacen olvidar lo más fundamental, que son nuestras actitudes, no sólo
como individuos sino dentro de la sociedad, y más concretamente y en
el ámbito de una intervención, dentro de un equipo que debe actuar de
manera coordinada.
Desde aquí queremos rendir nuestro más sincero homenaje a Luis Gudaño,
quien nos ha dejado de forma inesperada estando a punto de finalizar
la edición de la obra. Agradecemos que haya tenido a bien compartir
con FUNDACION MAPFRE
este texto, Y esperamos que esta nueva edición del Manual de Seguridad
del bombero cubra las expectativas de todos los que nos han venido
manifestando la necesidad de su reedición.

Otros libros del autor