Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


«La maldad política es una de las grandes cuestiones intelectuales de
nuestro tiempo. Al intentar responder a ella, no debemos correr a la
guerra o levantar las manos con resignación y desesperanza. Lo primero
no sólo nos tienta a implicarnos nosotros mismos en el mal, sino que
exige que nos enfrentemos a éste en el campo de batalla preferido por
los malhechores. Lo segundo permite que el mal continúe y les dé lo
que anhelan a quienes están sedientos de sangre. La maldad política no
desaparecerá nunca. Razón de más para que, la próxima vez, nuestra
respuesta a ella sea la correcta.» Con estas palabras, Alan Wolfe se
une a una extensa nómina de pensadores ?Hannah Arendt, Reinhold
Niebuhr o Arthur Koestler? que, a lo largo del pasado siglo, hicieron
del mal en la esfera política el argumento central de su obra. En La
maldad política, qué es y cómo combatirla, el autor examina casos de
genocidio, terrorismo, limpieza étnica y tortura, en escenarios tan
diversos como Oriente Medio, Darfur, Ruanda, los Balcanes, Irak o
Irán, y analiza las contradictorias respuestas que la comunidad
internacional ha dado para su resolución. Michael Ignatieff ha sabido
sintetizar a la perfección las enseñanzas de Wolfe: «La precisión
moral es una precondición para la precisión política. Nada se gana, y
mucho se pierde si, tratando de movilizar a la opinión pública para
detener una masacre, la llamamos genocidio. La magnitud del ultraje se
degrada. La próxima vez, cuando digamos que viene el lobo, nadie nos
creerá».

Otros libros del autor