Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Maeve Regan es una chica sin nada especial, o eso cree ella: va a la
universidad, tiene algún novio que otro, aunque nada serio, y se
consuela con la conversación de un barman y unas cuantas copas cuando
las cosas no van bien. Su abuelo, Walter, es el único miembro de su
familia al que ha conocido y sus padres, según le han contado, no
vivieron mucho más allá de su bautizo. Su mejor amigo, y su amor
platónico, Elliot, sale con otra, Tara, o, mejor dicho, «doña
Perfecta»,una muchacha guapa, rica, buena estudiante y, encima, buena
persona. Su mejor amiga, Brianne, tiene un novio que la maltrata y,
por si fuera poco, no deja de presentarle tipos estúpidos que están
muy lejos de lo que ella considera un hombre atractivo.En una noche
como cualquier otra, intentando ahogar sus penas en alcohol, Maeve
conoce a un tipo alto, apuesto... con quien cree que va a acabar en la
cama y pasar una noche genial.Sin embargo, las intenciones de Lukas
son muy distintas: él pretende secuestrarla, para hacer salir de su
agujero a un vampiro venenoso y muy peligroso del que quiere vengarse.
¿Vampiros? Pero ¿qué estupidez es esa? Maeve acaba presa en su propia
casa, en las manos de este atractivo desgraciado que va a entregarla
a no sé quien. ¿Que Victor es su padre? Imposible, su padre está
muerto, igual que su madre, y ella, desde luego, no es ningún vampiro.
¿O sí? Lo cierto es que su abuelo, Walter, no le ha contado la verdad
o, de hecho, solo le ha contado una sarta de mentiras, y su
secuestrador, Lukas, que cada vez se siente más atraído por Maeve, es
el único que puede explicarle quién es en realidad.Argumentos de
venta: el libro lleva ya más de 10.000 ejemplares vendidos en Francia.
Estos son vampiros universales, lo más originales que existen.