Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


«Poco a poco, pierdo todo deseo: de hablar, de moverme, de ocuparme de
mi marido, de mis hijos, de mi casa... Lo más difícil es empezar la
jornada. Me despierto presa de la angustia. No tengo fuerzas para
nada. Basta ya de esas obligaciones horarias, de ese ruido, de esos
enfrentamientos, de esos gestos cien veces reiterados. Ni siquiera
quiero ver a mis hijos. No quiero dar nada: ni tiempo, ni palabras.
Quiero estar sola, en silencio...»
Esta obra constituye un relato emocionante, el valiente testimonio de
una madre. Stéphanie Allenou nos confiesa sin tabús sus sensaciones de
aislamiento, de duda y de miedo, así como los momentos de pérdida de
control y de violencia común que han formado parte de la vida diaria
con sus hijos. Nos revela su desconcierto ante esta parte extraña de
sí misma, denunciando a nuestra sociedad, que idolatra la maternidad
dejando a la madre en el olvido. Pero su discurso es también un
testimonio de optimismo que quiere prevenir la plaga del «burn out
maternal». Sugiere soluciones para acompañar a las madres agotadas y
animarlas a que se atrevan a expresar sus dificultades.