Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Es momento de abandonar discursos victimistas y ponerse, una vez más,
a trabajar sin perder un minuto en lamentarse por los viejos agravios
del machismo histórico. La propia concienciación de la mujer, la
homologación de las posiciones en el seno de la familia y por supuesto
en el mercado de trabajo, nos han de llevar a una posición en la que
hablar de liderazgo femenino pueda ser tachado de machista, pues se
convertirá, en una forma de discriminación positiva.