Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La Ley de Ordenación de la Edificación 38/1999 sintetizó una serie
dispersa de normas civiles y administrativas relativas al sector de la
construcción de edificios, con el objetivo de regular globalmente el
proceso de la edificación, mediante la delimitación de las
obligaciones y responsabilidades de sus distintos agentes (Promotor,
Proyectista, Constructor, Director de obra, Director de la Ejecución,
Entidades de control de calidad y Suministradores de productos).
Asimismo establece los requisitos básicos que deben cumplir los
edificios y la recepción de la obra, esta última por su incidencia con
el inicio del cómputo de los plazos de responsabilidad.
Su artículo 17 que es el que regula las respectivas responsabilidades,
es el que ha generado una más abundante jurisprudencia y en él se
fijan legalmente los criterios establecidos por la jurisprudencia a
partir de la interpretación del Art. 1591 del Código Civil,
constituyendo una importante novedad la regulación de tres plazos de
garantía (de 10, 3 y 1 año, en relación a los diversos daños) pero sin
derogar las otras responsabilidades legales y contractuales de que
disponen los perjudicados.
Por otra parte, en el ámbito judicial, son destacables las abundantes
resoluciones judiciales encaminadas a determinar (a veces
contradictoriamente) las consecuencias prácticas de la Disposición
Adicional 7ª que es la que permite al demandado pedir la llamada al
pleito de los otros agentes que hayan intervenido en la edificación.