Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Mircea Cartarescu comenzó a escribir «El Levante» en 1987, cuando era
un amargado profesor en una escuela de barrio en Bucarest. Recién
casado y con una hija pequeña, escribía en la cocina, en su máquina de
escribir Erika, sobre un mantel de hule; con una mano tecleaba y con
la otra mecía el cochecito de la niña.
Concluyó la obra pocos meses antes de la caída del comunismo, sin
soñar siquiera con la posibilidad de publicarla. El resultado fue uno
de los experimentos poéticos más fascinantes escritos jamás: una
epopeya heroico-cómica, que es también una aventura a través de la
historia de la literatura rumana, que sigue la técnica utilizada por
James Joyce en el capítulo del Ulises «Los bueyes del sol». Pero no
hace falta conocer la literatura rumana para disfrutar como un niño de
las aventuras del poeta Manoil, de Zotalis, de la bella Zenaida, del
temible Yogurta, de los piratas y ladrones que pululan por las aguas
del Mediterráneo, y de acompañarles en su propia Odisea, plagada de
batallas, amores y deserciones. Un delicioso escenario bizantino donde
se confunden realidad y ficción, y un cautivador relato que invita a
una lectura gozosa, pueril, inolvidable.