Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


¿Cómo entender que en un país tan descentralizado como España las
reivindicaciones de los nacionalismos vasco y catalán se hayan
radicalizado hasta llegar a plantear desafíos secesionistas? ¿Se trata
de una situación inédita, supuestamente provocada por las
insuficiencias del sistema autonómico o, por el contrario, está
inserta en una trayectoria divisiva de los nacionalismos periféricos?
Este libro sitúa la cuestión territorial en tres momentos decisivos de
nuestra historia, en los que se intentó darle una solución que
reconociese la pluralidad del país sin poner en entredicho su unidad:
las Repúblicas de 1873 y 1931, y el periodo que comenzó en 1978. Con
todas sus diferencias, que no se obvian en ningún momento del
análisis, resulta insoslayable la conclusión de que la progresiva
radicalización de los particularismos territoriales ha empujado a
España hacia un complejo laberinto, al tiempo que ha dificultado hasta
extremos imprevisibles el asentamiento de un sistema descentralizado
compatible con la unidad nacional, a la que ningún Estado puede
renunciar.

Otros libros del autor