Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Cuando un grupo de fanáticos sin apenas preparación política, animados
por un deseo de destruir el pluralismo en Alemania y agrupados en
torno a un errático líder, Adolf Hitler, tomaron las riendas de una de
las estructuras gubernamentales más sofisticadas del mundo, las
consecuencias tenían que ser necesariamente funestas. A pesar del halo
de eficiencia que tanto impresionó a la mayoría de los observadores
de la época, el Tercer Reich fue un Estado de jerarquías rivales, de
competencia encarnizada entre diversos centros de poder y de
colisiones entre ambiciones personales.