Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En palabras de su autora, «este libro es para que todas las personas
piensen, como yo, que el sexo es bueno, divertido, nada vergonzante y
tan necesario que debería, con sus juguetes y alicientes, estar
subvencionado por la Seguridad Social».

Bolas chinas, columpios del amor, hierbas afrodisiacas, margaritas
vibradoras y traviesos conejitos se pasean por estas páginas que
recorren la loca historia de los juguetes eróticos desde Adán y Eva.
Todo el mundo, en todas las épocas, ha buscado el éxtasis, esa
«explosión corporal -dice Karmele Marchante- que nos transporta a un
lugar que cada vez distinto y, por tanto, inacabable». Pero para ello
se necesita disponer de tiempo y ganas, ansias de saborear lo
desconocido, reinventar lo visto y rehacer todo de nuevo soñando con
las sorpresas que nos aguardan. El sexo, así concebido, se convierte
en un limbo feliz.

El triángulo amor-sexo-juguetitos se despliega aquí ante los ojos de
los lectores a través de una serie de atractivas historias que
cualquiera puede vivir si se empeña en ello.