Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La fuerte personalidad del arte español llegó a materializarse durante
el siglo XVII, aunque, por diversas circunstancias, nadie se percató,
fuera de España, de este fenómeno hasta el siglo XIX. En realidad,
hasta el viaje de Manet a Madrid en 1865 no se produjo el arco crítico
definitivo que señalaba como los tres puntos culminantes del arte
español a El Greco, Velázquez y Goya .A partir de entonces, no hubo un
solo movimiento de vanguardia que no estuviera influido por la
Escuela Española, por lo menos, hasta fines de esta centuria. Así
ocurrió con el romanticismo, el realismo, el naturalismo, y, aunque
parcialmente, también con el impresionismo y el simbolismo. El
redescubrimiento tardío de El Greco dejó una impronta en la génesis
del expresionismo y el cubismo de la primera década del XX. Fueron dos
españoles, Picasso y Gris, quienes dieron un impulso más relevante
para el cubismo, lo mismo que los expresionistas alemanes o
centroeuropeos tuvieron en cuenta la influencia de Zuloaga o Anglada
Camarasa, muy estimados, en general, por toda Europa hacia 1900.
Tampoco deja de ser sintomático que fueran artistas españoles, como
Miró, Dalí, Buñuel u Oscar Domínguez, figuras capitales del
surrealismo. De tal manera que, a la fascinación internacional por el
arte tradicional español durante el siglo XIX, le siguió otra, en este
caso basada en la destacada actividad de los artistas españoles de
vanguardia, por lo menos, durante el primer tercio del s. XX.

Otros libros del autor

LAS MENINAS

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta