Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Actualmente es habitual ver un navegador GPS en un vehículo, buscar
una dirección utilizando Google Maps, o encontrar una dirección sobre
un mapa en la página web de un ayuntamiento. Pero éstas son solo
algunas aplicaciones, quizás las más populares, de un mundo mucho más
amplio que es el de los sistemas de información geográfica (SIG) y la
geotelemática. Actualmente, esta tecnología juega un papel clave en
muchos y muy variados sectores de la economía: desde la gestión de
incendios en un parque de bomberos, hasta la gestión de las tuberías
por parte de una empresa de gas, pasando por los mapas de uso del
suelo o, incluso, el análisis del territorio para contrastar una
teoría arqueológica. Pero, ¿por qué a veces introducimos las
coordenadas de un punto y, al representarlas sobre un mapa, el punto
no aparece donde se supone que debería estar? ¿Por qué a veces se
pierde la señal del GPS?¿Por qué al encender el GPS unas veces tarda
tanto en dar una posición y otras no? ¿Qué es un mash-up? ¿Es fácil
crear uno? Para responder a éstas y muchas otras preguntas es
necesario tener nociones de cómo funcionan los SIG y el GPS. Los SIG y
la geotelemática han irrumpido en nuestra vida cotidiana en este
último siglo. Sin embargo, en sus cimientos están disciplinas como la
cartografía, con miles de años de historia. Esta obra nos presenta,
por tanto, una tecnología que tiene puesta la cabeza en el futuro,
pero cuyos pies se adentran hasta los mismos orígenes de nuestra
civilización.