Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Los griegos no vivían en un mágico aislamiento de los demás pueblos
mediterráneos y, al llevar a cabo sus
empresas militares o comerciales, pudieron tomar de aquí y de allá
leyendas o técnicas. Con todo, sus deudas con los
demás pueblos son pocas, y mucho menos importantes que el empleo que
de ellas hicieron o de las innovaciones que
introdujeron. Desde los primeros versos que nos quedan de ellos hasta
las últimas producciones del paganismo, unos doce
siglos después, imprimieron un sello inconfundible a su arte de la
palabra. Los griegos obraron siempre en la creencia
de que la literatura tenía la capacidad de encantar los oídos de los
hombres.