Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro
  • HORREA MILITARIA
    EL APROVISIONAMIENTO DE GRANO AL EJERCITO EN EL OCCIDENTE DEL IMP

  • SALIDO DOMINGUEZ, JAVIER
  • POLIFEMO EDICIONES
  • 2012
  • 01 ed.
  • Colección: ANEJOS DE GLADIUS

  • ISBN: 978-84-96813-62-5
  • EAN: 9788496813625

  • 616 páginas
  • RUSTICA

  • TEMA: HISTORIA


  • No disponible.
    Consultar disponibilidad

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Estas páginas contienen una reflexión sobre un tema importante en el
mundo antiguo: el aprovisionamiento de cereal al ejército romano. El
hecho de que la base de la alimentación fuera el grano y su ausencia
la causa más frecuente del descontento y de las sublevaciones en el
seno del ejército motivó el desarrollo de férreos mecanismos de
control y administración de los alimentos enviados a las tropas. Este
trabajo ofrece información novedosa sobre este asunto y proporciona
las claves para conocer mejor la dieta del soldado y las
infraestructuras y construcciones asociadas al abastecimiento militar,
desde la fase republicana al periodo bajoimperial.Para el análisis
del aprovisionamiento de cereal al ejército, el principal testimonio
arqueológico que se conserva son los almacenes y graneros (horrea). El
estudio detallado de estos edificios pretende servir de manual de
referencia para el profesional que debe interpretar correctamente las
estructuras descubiertas, ofreciendo información detallada sobre
técnicas constructivas, dimensiones y otros datos de interés. En
último término, permite reconstruir la apariencia de estas
edificaciones y conocer la evolución de los sistemas empleados en su
construcción, que se fueron adaptando a las necesidades del ejército
en cada uno de los periodos durante los que se mantuvo vigente la
hegemonía de Roma.Esta obra muestra al público general y al
profesional de la arqueología un aspecto esencial en la expansión y
consolidación del Imperio Romano, pues el aprovisionamiento de cereal
fue una de las claves económicas que permitió a los generales romanos
mantener alta la moral de sus ejércitos con alimentos a los que
estaban acostumbrados y se convirtió en el motor que impulsó el ánimo
y el fervor de las tropas, consiguiendo así su eficacia en la batalla
y su lealtad en tiempos de paz.