Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Al canallesco origen del reparto colonial africano, cocinado en la
Conferencia de Berlín en 1885, se unió, en el caso del Sáhara
Occidental, una calamitosa descolonización que puso en evidencia las
miserias de una dictadura anacrónica y ya agónica. Después de ochenta
años de presencia e infinitas promesas, en 1975 España abandonó el
Sáhara sin hacer cumplir la Resolución 1514, según era el mandato de
las Naciones Unidas. La confluencia de intereses globales derivados
del contexto de la guerra fría y de disputas entre naciones vecinas
por la hegemonía regional dio un sesgo inesperado al proceso
descolonizador. El territorio fue engullido por Marruecos y
Mauritania, aduciendo derechos históricos, y el minúsculo pueblo de
nómadas que lo habitaba vivió la fractura más profunda de su historia.
Para la mitad de ellos, un exilio en el desierto argelino que no
acaba; para el resto, una experiencia de transformaciones sociales y
demográficas que lo han convertido en población minoritaria en su
antigua tierra. En el recorrido, quince años de guerra imposible y
otros tantos de diplomacia sin resultados. Mientras tanto, el tenaz
sueño de independencia, avalado por disposiciones internacionales que
las potencias no asumen, ha sido neutralizado y sobrepasado por otra
"realidad", aún más tenaz, que probablemente acabará imponiendo sus
condiciones.