Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Desde el origen de las literaturas vernáculas peninsulares hasta
nuestro mismo presente, la reflexión sobre la literatura entre
nosotros ha estado llena de inflexiones, desajustes y debates. A lo
largo de los siglos han sido muchos los canales, los géneros
discursivos y la condición de los autores que han mantenido vivo el
ejercicio que hemos convenido en llamar ideas literarias: patentes en
poéticas y retóricas, pero a menudo expresadas en forma de prólogo
(como los del Caballero Zifar y el Marqués del Santillana), otras como
artes de trovar, bien simplemente como comentarios (los que el
Brocense o Fernando de Herrera dedicaron a Garcilaso), mediante el
diálogo humanista (la Philosophia antigua del Pinciano) o el discurso
(el de Lope en su Arte Nuevo), los ensayos literarios (Feijoo), la
crítica en revistas (Clarín) o conferencias (La cuestión palpitante de
Emilia Pardo Bazán), los ensayos filosóficos (los de Ortega o
Zambrano) y las lecturas comentadas (las de José Angel Valente), hasta
llegar a la teoría literaria propiamente dicha. De todo ello da
cuenta el presente libro, coordinado por el máximo representante de la
Teoría Literaria en nuestro paí