Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El hinduismo es la tradición espiritual y metafísica, aún viva, más
antigua de la Tierra. No depende de ningún mesías ni profeta, ni de la
historicidad de persona alguna. Tampoco depende de un único libro
sagrado (a pesar del respeto que se les otorga a los Vedas), ni de una
única doctrina o dogma, ni de un único culto, práctica o camino; ni
tan solo depende de una sola forma de entender la Realidad.
En la raíz misma del hinduismo se halla el profundo reconocimiento de
la sacralidad de toda forma, nombre, acción y ser; la sacralidad del
universo, la tierra, la naturaleza, los animales, los árboles, los
ríos y las montañas; y, conviene resaltarlo, la sacralidad de nuestra
propia esencia, el reconocimiento de que la totalidad del cosmos es el
reflejo de la Realidad Absoluta.
Los pilares de la tradición hindú son valores tales como el
contentamiento, la austeridad, la veracidad, la fortaleza, el
discernimiento, el no dañar, la entrega, la devoción y la nobleza.
El hindú sacraliza su vida con el apoyo que le ofrece la tradición, ya
sean los diversos rituales, los mantras, el estudio de los textos
sagrados, la práctica del yoga en sus diversos aspectos, la devoción
por la divinidad, la meditación profunda y, especialmente, el
reconocimiento de la realidad del atman en todo lo que existe. En un
universo donde todo es cambio, el dharma permanece eternamente.