Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Hacia la tierra del zar (1908) es la narración de un viaje excepcional
desde Manila a San Petersburgo recorriendo toda Siberia desde
Vladivostok a través de la recién inaugurada línea transiberiana de
ferrocarril. Lo que en un primer momento se propuso como un viaje
diplomático circunstancial a un congreso en San Petersburgo,
acompañado por quien sería más tarde el primer presidente de
Filipinas, Manuel Quezón, se convirtió inadvertidamente en un periplo
guiado por la insaciable curiosidad de un joven intelectual
perteneciente a la élite hispanohablante de Filipinas: Teodoro M.
Kalaw. Alternando la prosa modernista con la síntesis sagaz del mejor
periodismo, Kalaw recorrerá las calles de Hong Kong, Shanghái, la
ocupada Taipéi y Kioto anotando las diferencias culturales,
discutiendo cada situación política y buscando reformas para mejorar
el gobierno de su archipiélago natal. Su retrato de la Rusia
prerrevolucionaria, núcleo de su relato, supone un documento histórico
y literario precioso en el sentido de que, desde su ingenuidad y su
idealismo libresco, será capaz de prever con claridad los
acontecimientos bélicos que se avecinaron pocos años después y esbozar
un fresco memorable de las miserias del imperio zarista. Inspirado en
los libros de viajes de su admirado Gómez Carrillo, Hacia la tierra
del zar es una de las obras más frescas y lúcidas de la olvidada
literatura hispanofilipina.
Teodoro M. Kalaw (Lipa, 1884-Manila, 1940) fue uno de los más
brillantes intelectuales filipinos de la primera mitad del siglo XX.
Prolífico ensayista, animador de la vida periodística manileña,
liberal, masón y fervoroso defensor de la identidad hispánica del
archipiélago, luchó con su pluma por conseguir la independencia de los
Estados Unidos. Erudito y ameno, más inclinado al pensamiento que a
la acción, dedicó su fina prosa a comentar los hechos de actualidad de
su país, dar a conocer la historia de la lucha por la independencia,
criticar la hipocresía de los nuevos colonos y constatar, sin
resignación, lo que él denominó «la progresiva sajonización cultural»
del archipiélago. Sus obras, entre las que destacan La masonería en
Filipinas (1920), La revolución filipina (1924), Dietario espiritual
(1930), El espíritu de la revolución (1931) y Cinco reglas de nuestra
moral antigua (1935) constituyen ejemplos de la mejor prosa que ha
producido la literatura hispanofilipina. Hacia la tierra del zar
(1908) fue su primer libro.
Jorge Mojarro Romero (Huelva, 1980) es licenciado en Filología
Hispánica por la Universidad de Sevilla (2003) y es especialista en
las vanguardias hispanoamericanas, tema sobre el que ha publicado
numerosos estudios y una monografía: Multánime. La prosa estridentista
de Arqueles Vela (Ciudad de Quezón: Academia Filipina de la Lengua
Española, 2011). Gran conocedor de la literatura filipina en lengua
española, prepara una tesis doctoral sobre la literatura colonial
hispanofilipina del siglo XVI. Es desde el año 2009 profesor de
plantilla del Instituto Cervantes de Manila.