Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Las dificultades en la deglución de saliva y alimentos, la presencia
de protrusión lingual y los problemas de emisión en el lenguaje en los
niños con Síndrome de Down son muy frecuentes. Todo ello se debe, en
gran medida, a las alteraciones que padecen en la función de la
musculatura orofacial y faríngea. Favorecer y robustecer la función
motriz de esta área es esencial durante las primeras etapas de su vida
para evitar, a la larga, carencias nutricionales y posibles problemas
de salud en edades más adultas. Aunque la hipotonía es la gran
responsable de estas dificultades, hay otros factores que juegan un
importantepapel en la aparición y permanencia del problema, como por
ejemplo los hábitosalimenticios. Una buena educación es esencial desde
la infancia. Todos los niños, en general, quieren recurrir al método
más fácil que re-quiera el menor esfuerzo y energía para comer. Esto
se acentúa cuando existe hipotonía, por loque siempre será más fácil
el tragar un puré fino que tener que masticar y tragar alimentos con
una textura más consistente. Los problemas de emisión en ellenguaje
complican más la situación ya que el pequeño no tiene la capacidad
deexpresar sus gustos en cuanto a la alimentación. A todo esto se
pueden añadirlas alteraciones en la dentición, que retrasan la
correcta diversificación yel tamaño de sus mandíbulas y paladares, que
son más pequeños y dificultan elproceso de masticación. La Guía de
alimentación para personas con Síndrome deDown pretende ser un apoyo a
profesionales y familiares en la enseñanza de hábitos de vida
saludables a las personas con Síndrome de Down desde que son lactantes
hasta que son adultos para optimizar al máximo su salud y calidad de
vida.

Otros libros del autor