Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Pero el dragón persiguió al gallo y el gallo tuvo que lanzarle grandes
piedras. El dragón solo pudo refugiarse en su cueva y entonces un
enorme peñasco tapó la entrada y así quedó atrapado para siempre.