Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El terror nos asalta con rigor precisamente porque se trata de nuestro
propio mundo, de manera que la confianza que depositábamos en él no
resulta ser más que una apariencia. Simultáneamente tenemos la
sensación de que no podríamos vivir en ese mundo de repente
transformado. No se corresponde con lo grotesco el miedo a la muerte,
sino el pánico ante la vida. Y a la estructura de lo grotesco
pertenece la abolición de todas las categorías en que fundamos nuestra
orientación en el mundo. Desde la ornamentación renacentista hemos
asistido a la plasmación de procesos perdurables de disolución: la
mezcla de ámbitos y reinos bien distinguidos por nuestra percepción,
la supresión de lo estático, la pérdida de identidad, la distorsión de
las proporciones «naturales», etc. Y en la actualidad se han sumado a
aquellas otros procesos más de disolución: la anulación de la
categoría de cosa, la destrucción del concepto de personalidad, el
derribo de nuestro concepto de tiempo histórico.

Otros libros del autor