Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Este libro recoge una serie de estudios que, desde una perspectiva
realista, afrontan algunos de los problemas más discutidos en el
debate iusteórico contemporáneo. En varios de los escritos el autor
presenta nuevas estrategias de análisis de tales cuestiones. El
volumen está compuesto por cuatro partes. En la primera se examina la
dependencia del carácter sistemático, atribuido al derecho, de las
operaciones de los juristas sobre los materiales normativos,
vinculándolo al análisis de las concepciones del derecho que pretenden
explicar el fenómeno de la sistematicidad del derecho. La segunda
parte se interroga acerca de las posibles relaciones entre derecho y
lógica: relaciones que han sido reconstruidas, alternativamente, como
el «gobierno» del derecho sobre la lógica, o de la lógica sobre el
derecho. Analizando la segunda opción, se termina demostrando la
primera, arguyendo que, en el ámbito jurídico, la «corrección» de las
inferencias con normas, realizadas por los juristas, no depende de la
preservación de algún valor semántico, sino de las «prácticas
interpretativas e inferenciales» difusas entre los operadores del
derecho. La tercera parte trata el problema de la derrotabilidad de
las normas como medio de explicación de distintos fenómenos jurídicos:
el diverso tratamiento lógico al que se someten las normas, la
separación entre el derecho que es y el derecho que debe ser, la
identificación y la solución de las antinomias, los desacuerdos entre
juristas, entre otros.Al mismo tiempo, esta parte analiza las
cuestiones que surgen de entender las fuentes jurídicas como
totalmente moldeables (y, por ende, las normas como generalmente
derrotables) a la luz de su (presunta) corrección o incorrección
moral, y del querer formalizar dicha propiedad mediante sistemas
lógicos divergentes de los sistemas de lógica clásica. La cuarta
parte, finalmente, concierne al «universo de lo normativo». Una tarea
fundamental para los teóricos del derecho, sobre todo de la era
moderna, ha consistido en hallar un método para distinguir, en el seno
de dicho universo, lo jurídico de lo no jurídico. Esta parte del
libro concentra la atención en los problemas conceptuales vinculados a
dichos intentos de demarcación del ámbito de lo jurídico.