Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


"El cañaveral ya no existe, lo han desmontado, y por donde pasaban las
vías, ahora, hay un camino nuevo, una diagonal, que parece más bien
una herida cerrada. Parece, ese camino, entonces, el recuerdo de un
tajo, irremediable, en la tierra". Desde la puerta de la peluquería
frente a la Glaxo, Vardemann había observado durante días cómo una
cuadrilla de obreros levantaba las vías del tren. Ya no más ese sonido
capaz de tapar hasta el ruido de un balazo, ni aquel previo a la
detención, "tan estridente que hace doler las muelas. Sólo una
primitiva calma". A partir del relato de cuatro personajes, situados
en diferentes momentos entre 1959 y 1984, y a la luz de un epígrafe
demoledor, Hernán Ronsino construye una pieza austera y precisa sobre
la traición, la prepotencia del poder y los límites morales, inmersa
en un clima de impasibilidad e indolencia apenas resquebrajado por la
culpa y el asesinato.