Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La obra contiene un estudio sistemático y estructurado, con amplia
información y detenido análisis jurídico de las cuestiones que se
suscitan en torno al reconocimiento jurídico transfronterizo de la
firma electrónica. Se otea, pues, y se estudia la materia desde la
atalaya tanto del Derecho nacional como del internacional. El autor
parte del examen de las funciones que la firma electrónica puede
desempeñar, y desempeña, en el comercio electrónico; esto es,
identificación, autenticación de la identidad y autorización/autentica
ción de la transacción en el comercio electrónico. Acto seguido,
desarrolla una tarea de derecho comparado estudiando la regulación de
la validez de la firma electrónica en distintos ordenamientos
jurídicos. Asimismo, se puede comprobar como se examinan los problemas
jurídicos que se presentan en torno a los diversos usos de la firma
electrónica, así como el impacto que tiene en la actualidad el empleo
de los distintos métodos electrónicos que brindan seguridad y
fiabilidad en las relaciones y transacciones comerciales. En la última
parte de la obra, el autor aborda una de las cuestiones especialmente
relevantes en lo que es la estructura del método de firma
electrónica, esto es, la responsabilidad, especialmente de los
prestadores de servicios de la información. La responsabilidad, en la
mayoría de los casos, se deriva de las prácticas de las entidades de
certificación. Con esta publicación se incrementa el acervo doctrinal
sobre la firma electrónica y se avanza en la exploración y aportación
de respuestas a interrogantes en una materia que está en permanente
ebullición, cambio y progreso. Finalmente, se concluye la presente
obra monográfica examinando la relevancia del empleo de la firma
electrónica en los medios alternativos de solución de controversias
(ADR: Alternative Dispute Resolution), trayéndose a colación la Online
Dispute Resolution (ODR) y el arbitraje comercial internacional
online.
A lo largo de los estudios que componen la obra se podrá observar la
expansión del uso de la firma electrónica que ha tenido lugar tanto en
las comunicaciones electrónicas de índole comercial como no
comercial. De hecho las Administraciones Públicas han optado por su
uso con carácter generalizado. A ese uso generalizado de la firma
electrónica pretende responder y dar cobertura jurídica dentro de la
Unión Europea el propio Reglamento (UE) n.º 910/2014 del Parlamento
Europeo y del Consejo de 23 de julio de 2014 relativo a la
identificación electrónica y los servicios de confianza para las
transacciones electrónicas en el mercado interior y por la que se
deroga la Directiva 1999/93/CE, a la cual el autor presta una gran
atención.