Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La filosofía nació al aire libre y actualmente vuelve a las calles. Su
arrinconamiento institucional, que la expulsa de escuelas y
universidades, tiene como contrapartida una nueva vitalidad, un deseo
colectivo de cuestionar radicalmente nuestros modos de vivir y de
aprender de nuevo a pensar. La filosofía nació de la discusión, de la
guerra entre ciudades y de la rivalidad entre concepciones del mundo.
Hoy, otra guerra ha puesto en grave crisis nuestras formas de vida y
sus presupuestos. Frente a ello, la filosofía es un pensamiento que
transforma la vida. Es un sistema de conceptos pero también una
actitud. La filosofía es pensamiento vivo. No ofrece fórmulas o
recetas, sino que pone a cada cual en la situación de pensar sus
asuntos particulares como problemas comunes. ¿Cómo vivir, cómo pensar,
cómo actuar? Desde estas preguntas, la filosofía no es útil ni
inútil. Es necesaria. Necesaria para la vida concreta de cada uno de
nosotros y para nuestras sociedades en crisis. Hay quien piensa que la
filosofía debe ser protegida y defendida como si fuera una pieza de
museo o una especie en extinción. Todo lo contrario: la filosofía no
puede preservarse, tiene que practicarse y exponerse. No se trata de
estirar el pasado de una historia moribunda sino de abrirnos al
presente de una filosofía inacabada. Filosofía inacabada para un mundo
que muestra síntomas de agotamiento: éste es el principal desafío que
nos interpela, a filósofos y no filósofos, hoy.

Otros libros del autor