Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Ejemplo inmejorable de este singular modo de reflexionar, Filosofía de
andar por casa, alejada de los abundantes y voluminosos compendios
que pretenden resolver los grandes misterios del mundo, constituye
una reflexión en torno a la cotidianidad: ésta se erige, en efecto,
como el mayor estímulo filosófico. A partir de temas como el atentado
a las Torres Gemelas, el pudor, los senos, el semen, los curas o la
guerra de Irak -aparentemente diversos pero todos ellos reflejo de una
preocupación ontológica por el hombre-, Rubert de Ventós vierte en
palabras sus reacciones primeras, espontáneas, al vuelo.



Sin el dogmatismo que denuncia y con el humor y la ligereza que, según
él, debe emplearse para hablar de las cosas serias, Rubert de Ventós
identifica lo que define al hombre: «Es aquél que ejecuta a un hombre,
viola a una mujer o pervierte a un niño a quien yo identifico como a
"mi congénere, mi hermano". Con él comprendemos lo que somos (aquello
de lo que somos capaces), no con la víctima, a quien simplemente
compadecemos».

Otros libros del autor