Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Daniel quería tener una mascota, pero un perro era imposible de
mantener en un piso, de modo que cuando vio a ese hámster en el
escaparate, enseguida supo que sería suyo, y que lo llamaría Filipo,
como el padre de Alejandro Magno. En casa, cuando Daniel lo dejaba
suelto, no hacía más que destrozos y travesuras, igual que en colegio,
o en cualquier parte a la que lo llevaba. La gente se asustaba cuando
veía a Filipo, pensando que era un ratón, o un animal agresivo. Pero
para Daniel era mucho más: un ser querido.

Otros libros del autor

LA MECEDORA Y LOS PIRATAS

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta
LA CUEVA DE PIM PAM

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta