Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro
  • FILIPINAS ANTES DE FILIPINAS
    EL ARCHIPIELAGO DE SAN LAZARO EN EL SIGLO XVI

  • GORRIZ ABELLA, JAUME
  • POLIFEMO EDICIONES
  • 2010
  • 01 ed.
  • Colección: CRONICAS Y MEMORIAS

  • ISBN: 978-84-96813-49-6
  • EAN: 9788496813496

  • 360 páginas
  • TELA

  • TEMA: HISTORIA


  • No disponible.
    Consultar disponibilidad

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Como consecuencia de la primera circunnavegación del globo culminada
por Juan Sebastián del Cano en 1522, el paso de la expedición
magallánica por el grupo insular que emerge al norte de las Molucas
permitió el descubrimiento de un nuevo escenario para la expansión
europea, que la expedición de Miguel López de Legazpi abrió
definitivamente en 1565 con la fundación del primer establecimiento
hispano en Cebú, base de partida en la conquista de las tierras que
habrían de constituir Filipinas. La reconstrucción de las culturas del
archipiélago en el período anterior a la transformación que provocó
la conquista hispana depende de la información suministrada por las
crónicas coloniales más tempranas, documentación en castellano que,
dada la ausencia de fuentes locales, constituye el único recurso
disponible para la historia del siglo XVI y, por ello, inestimable a
pesar de reflejar solamente la perspectiva del conquistador.
A partir de una sólida base de investigación, desarrollada en el
Archivo Histórico de la Compañía de Jesús y en el Archivo General de
Indias, y con el escrutinio de las fuentes para la historia filipina
del siglo XVI, esta obra se centra en la reconstrucción del pasado
prehispánico del archipiélago, merecedor únicamente de una serie de
anotaciones breves y dispersas en la mayoría de las publicaciones,
especialmente en el ámbito de las lenguas románicas.
Clasifica en cuatro grandes grupos el mosaico de culturas del llamado
archipiélago de San Lázaro, expresión acuñada por Magalhaes en 1521.
En primer lugar, los aytas representaban la descendencia de los
primeros pobladores, que habían llegado por vía terrestre antes de la
elevación del nivel del mar que se produjo tras la última glaciación.
Aunque no formaban un conjunto homogéneo, ciertos caracteres étnicos,
lingüísticos y culturales, la economía de caza y recolección entre
ellos, marcaban profundas diferencias con el resto de pobladores.
Los grupos musulmanes de Mindanao, Sulu, Palawan y el sudoeste de
Luzón formaban con las Molucas una red comercial dominada por el
sultanato de Brunei. La conquista española derivó en un nuevo choque
entre ambas religiones, epílogo del duelo sostenido en la Península
hasta 1492, consiguiendo la administración hispana erradicar la
influencia del Islam en Luzón, mientras que en Mindanao y Sulu,
arraigado más profundamente, ha representado secularmente la oposición
al poder emanado de Manila.
En tercer lugar, la lengua visaya es el nexo común de las poblaciones
que ocupaban las tierras bajas del archipiélago homónimo, parte
central de las Filipinas entre las grandes islas de Luzón y Mindanao.
Como ocurría en la Grecia antigua, una cultura común en un escenario
fragmentado caracterizaba la geografía humana de un medio abrupto y
recortado.
Finalmente, se estudian las poblaciones que no están incluidas en los
apartados precedentes, es decir, aquellos grupos de origen malayo que
no mantenían lazos estables con el sultanato de Brunei ni pertenecen
al ámbito lingüístico visaya, localizados en Luzón, Mindanao y Pana