Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


" La mañana que debía devolverme a la vida, pero me envió al sueño de
la muerte, arrancó helada y ventosa. " Enero de 2007. La joven Ela
huye en del maltrato y la adversidad, del dolor de una pérdida sin
consuelo, de la irrupción inesperada de la violencia a manos de quien
menos hubiera podido imaginar, del poso oscuro de demasiados
secretos.Alrededor de su presencia en duermevela, desfilan los
protagonistas del grupo familiar, cada uno con su parte inconfesa de
la historia, su carga y su trama de silencios, sospechas, culpa y
afectos. Poco a poco y durante la tensa brevedad del tiempo de espera,
irán aflorando pasiones y desengaños, vivencias felices o
atormentadas, a la sombra de los secretos, agravios y envidias del
ayer, del lastre de viejos complejos infantiles quizá nunca del todo
superados. Ela, en un estado intermedio de conciencia, mantiene en
vilo a los suyos de ahora mientras tira del hilo y las pérdidas de su
vida, asistida por el eco lejano, pero siempre presente, de las
fascinadoras voces de la infancia. Voces como la de Jonás, amigo
inquebrantable que espera su llamada, de paso por provisional paraíso
ilusorio, al otro lado del mundo. Juana Salabert, con la prosa ágil y
precisa que caracteriza su obra, nos brinda en La faz de la tierra una
intrigante novela coral, vital y contundente sobre las relaciones de
pareja y sus límites infranqueables. Una reflexión profunda y amena
acerca, asimismo, de padres e hijos, del amor y sus límites, de la
familia y sus demonios y lo que cada uno de sus miembros intuye,
calla..., o prefiere peligrosamente ignora