Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Siete años después de Poeta en diwan, el nuevo libro de Martínez
Sarrión está integrado por poemas breves, figurativos, elípticos y
concentrados al máximo, escritos en un estilo en apariencia «noble»,
pero socavado por la sorna.Dos bloques temáticos conforman la obra: un
conjunto de preceptos búdicos, tal vez apócrifos, para manejarse en
este mundo y este tiempo, y una serie de motivos para la
contemplación, muy concretos y humildes, provistos de «aura» y ligados
a la remota memoria infantil del poeta y a un abolido mundo
mítico-rural con ecos de Cesare Pavese.El título del libro apunta al
tiempo y a una posible luz sobre él, del todo crepuscular, pero no
vencida y mucho menos entregada. Cada objeto, por otro lado, cumple el
papel inaugural del «arte pobre», cuyo icono mayor pudiera ser la
viejas botas deshechas que pintó Van Gogh. Sintáctica y retóricamente,
las composiciones se resuelven, casi sin excepción, en una oración
principal y alguna de relativo, ascesis formal que es en último
término ética. En todas ellas, la calculada escasez metafórica
consigue que, a base de tensión rítmica y sorpresa, se alcance una
rara intensidad lírica, infrecuente en nuestra poesía actual.