Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Tríos; dominación; sexo a salto de mata, bondage o acostarse con
alguien famoso; observar cómo nuestra pareja hace el amor con otra
oersona; a la pata la llana, desvergonzaddamente o con un cierto punto
pervertidillo Todo esto y más no son sino componentes normales de las
fantasías sexuales de todos nosotros. No hay qye sentirse
avergonzado: tener fantasías sexuales no necesariamente implica que
uno quiera ponerlas en práctica. De la misma manera que en un tiempo
se creyó que la masturbación era un hábito pernicioso para la salud,
se extendió la idea de que albergar fantasías sexuales era anormal.
Algo que el progreso de la medicina ha acabado demostrando que carece
de toda base.

Otros libros del autor

LOS REZAGADOS

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta
REPARTO DE DESPOJOS

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta