Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Si se tiene en cuenta la evidente conexión que jurídica y socialmente
tiene el Derecho de familia con el Derecho de Sucesiones, la
transformación social que la familia ha experimentado en España en las
últimas décadas, con el reconocimiento jurídico de unos modelos de
convivencia, vínculos y estructuración de las relaciones
paterno-filiales sencillamente impensables a finales del siglo XIX
cuando se promulgó el Código Civil, debería tener también como
resultado una alteración sustancial del derecho sucesorio en relación
con la concepción de la titularidad y posesión del patrimonio y su
destino para después de la muerte. Más específicamente, cabe
afirmar, aunque tal opinión en absoluto es compartida por todos los
juristas, que respeto de pocos años anteriores, al menos en un sector
cuantitativamente importante de la sociedad española -baste tener en
cuenta tan sólo los ciudadanos regidos por la normativa sucesoria de
las Comunidades Autónomas con Derecho Civil propio- se han producido
un cambio significativo y claramente apreciable en la forma de
realizarse-o de intentar realizarse cuando el Código Civil lo
permite-las disposiciones mortis causa dentro del entorno familiar más
inmediato referido a los hijos, cónyuge, pareja y padr

Otros libros del autor