Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La filosofía moral ha pretendido explicar, durante siglos, cómo la
conducta humana es resultado de decisiones correctas tomadas por
individuos que actúan responsablemente como agentes morales. Sin
embargo, se ha encontrado con un material difícil: las personas no son
tan correctas ni reflexivas, ni tan disciplinadas como los moralistas
lo hubieran querido. Y, en oposición a los filósofos morales, las
investigaciones recientes de los psicólogos cognitivos, los
neurocientíficos o los teóricos evolucionistas han arrojado resultados
que no son demasiado alentadores para ratificar aquellos puntos de
vista: cuanto más aprendemos acerca de la fuente de nuestras acciones
y juicios, más difícil parecería relacionar esas conductas y
sentimientos con los valores y los principios que los moralistas
imaginaban como rectores de la vida. La aparente contradicción entre
el antiguo proyecto de la ética filosófica y los descubrimientos de
las modernas ciencias del comportamiento es puesta bajo una nueva luz
en este libro, que muestra de qué modo las investigaciones empíricas y
la tradición de la ética clásica deben verse como un diálogo antes
que como una confrontación. Appiah -uno de los más lúcidos pensadores
contemporáneos- elabora aquí una versión del naturalismo que, al
trascender los debates centrados en la relación entre la psicología y
la ética, entre intuición y teoría, reformula la naturaleza misma de
la empresa filosófica y ofrece una renovada manera de reflexionar
sobre la ética de la tradición clásica.

"En este libro de prosa deslumbrante, Appiah argumenta en favor de
restablecer el vínculo entre la filosofía moral y las ciencias, tanto
naturales como sociales. El importante argumento de Appiah promete
transformar más de un campo del saber." Cass Sunstein

"Una encantadora y penetrante obra, plena de historias, bromas y
anécdotas."
Jeremy Waldron, The New York Review of Books, 8 de octubre de 2

Otros libros del autor