Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El autor, luego de pasar revista a los antecedentes que precedieron a
la creación del Tribunal Andino, como garante de la legalidad de la
Comunidad Andina, describe de manera sucinta, sus competencias y su
funcionamiento en base al Tratado de Creación del Tribunal y su
Estatuto, así como su jurisprudencia. Propone luego una alternativa
que ayude no sólo a consolidarla institucionalmente sino que pueda
proyectarse en un acercamiento con los países que actualmente
conforman el Mercado Común del Sur (MERCOSUR).

Propone para tal efecto institucionalizar un mecanismo permanente de
cooperación entre los magistrados del Tribunal de Justicia de la
Comunidad Andina y del Tribunal Permanente de Revisión del MERCOSUR,
así como de los jueces nacionales de los países de ambos grupos
regionales, y hace referencia a los primeros pasos dados en esta
dirección desde el Primer Encuentro en este sentido en la ciudad de
Arequipa, Perú, en el año 2005 y luego en Cartagena de Indias en el
año 2010, donde se trabajó sobre la base de una agenda que incluía
temas susceptibles de armonización e interpretación, respetando las
diferentes visiones políticas y las velocidades de sus respectivos
procesos de integración en la región. Hace, asimismo, una referencia
al procedimiento que siguiera el Tribunal de Justicia de la Unión
Europea con el Tribunal de la Asociación Europea de Libre Comercio al
respecto, que bien podría ser de recibo para el caso.

La consulta o interpretación prejudicial, finalmente, es el mecanismo
sustantivo que podría hacer viable esa cooperación aunque en temas
específicos tales como el de la Propiedad Intelectual, y los
referentes a la integración física que puedan ser susceptibles de
armonización tanto para los países de la Comunidad Andina como los del
MERCOSUR que junto con la participación de la República Cooperativa
de Guyana y de la República de Surinam, conforman la Unión de Naciones
Suramericanas (UNASUR).