Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El tránsito de ser un licenciado o graduado en Derecho a convertirse
en un auténtico abogado litigador, históricamente, parece haberse
dejado en manos del buen hacer espontáneo y autodidacta de cada
aspirante a jurista de los tribunales. Aunque hoy algunos programas de
Máster y Posgrado aportan mucho, el aprendizaje de la transformación
del pensamiento hacia uno que resulte plenamente apto para la dinámica
y necesidades acuciantes de un letrado, del método de análisis y
planteamiento de los asuntos, de la concreción de planes de actuación
adaptados a cada fase del proceso, no cuenta aún con la cobertura
deseada. Este libro brinda la oportunidad a todos ios profesionales
con intervención en los pleitos, ya sean nóveles o veteranos, de
adentrarse en este campo. Los resultados de la experiencia obtenidos
de varios años de impartición de formación pionera al respecto avalan
y respaldan la propuesta recogida. El presente trabajo promueve, en
primer lugar, pensar y entender el asunto y luego, trazar la táctica
correspondiente pero se toma en consideración que el devenir del
litigio posee una naturaleza dinámica, ya que habitualmente su
evolución aporta nueva información, nuevos datos. Se otorga aquí
verdadera primacía a la visión estratégica, considerada como la raíz
del trabajo en torno a la cual se levanta o pliega toda una suerte de
herramientas, como la llamada Instantánea del Pleito o la aplicación
del Mapa Mental a los asuntos, y también se ofrecen recursos
procedentes de la mayoría de las disciplinas implicadas, tales como
las claves de la argumentación y la refutación, la detección de los
argumentos racionalmente erróneos, la estructura de exposición del
informe y su alteración ante posibles ideas preconcebidas del juez, la
adaptación y uso del ingenio estilístico, la virtualidad de las
palabras usadas, los principales recursos retóricos y su aplicación en
el foro, así como sistemas de entrenamiento de la mente y preparación
para la toma de decisiones y el fortalecimiento mental y emocional
del abogado. Cuenta el libro con las orientaciones específicas para
presentar el discurso mediante unas cualidades de la voz atractivas y
una conducta corporal correspondiente al discurso trabajado. La
conciencia de la función de la abogacía en la impartición de Justicia
y la consecución de la excelencia profesional inspira todo el trabajo.