Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Volcado en exhibir los disparates e indignidades que la gente normal
es capaz de hacer por amor, Carlo Monterossi, alma del reality
televisivo «Crazy Love», se ha propuesto desvincularse del programa
pese al dinero y la fama que le reporta. Una noche, al hilo de su
decisión, recibe la visita de un sicario en su domicilio milanés,
encuentro del que sale vivo de milagro, habida cuenta de que otras dos
personas no han tenido la misma suerte y han acabado con una bala del
calibre 22 en la frente.
A primera vista, el motivo de los crímenes y la conexión entre las
víctimas resultan un misterio, pero si se ligan con el ataque a un
asentamiento gitano ubicado en solares muy apetitosos para empresarios
inmobiliarios, que se ha saldado con varios heridos y un muerto, no
es de extrañar que a alguien se le ocurra hallar a los culpables fuera
de los cauces legales y consumar así una merecida venganza.
Alessandro Robecchi, uno de los periodistas italianos más incisivos,
ha escrito una comedia negra llena de suspense y situaciones
paradójicas por la que desfilan un par de matones a sueldo cultos y
meticulosos, dos gitanos que no se andan con chiquitas, una joven
sabueso con el corazón destrozado y coleccionistas de símbolos nazis.
Por momentos ácida y estrambótica, mordaz y desternillante, la
historia dispara con saña contra una sociedad fascinada con la
telebasura y abonada a la cultura del pelotazo, sin dejar de
recordarnos el drama de las capas más vulnerables de la población y la
lacra de los movimientos de extrema derecha. Mediante un narrador
omnisciente, cáustico y juguetón, Robecchi nos pasea por un Milán
multiétnico y turbulento, fiel reflejo de un mundo cada vez más
heterogéneo y complejo.